¿Por qué tenemos tanto miedo a los exámenes de inglés?

La verdad es que hacer un examen siempre nos pone nerviosos, porque  se nos pone a prueba y calibra si hemos aprendido y asimilado todo el conocimiento que se espera que tengamos.  Pero cuando de exámenes se trata, el de inglés o cualquier otra lengua que no sea la “habitual”, nos provoca las más temidas pesadillas… Y claro, el miedo al “suspenso” nos pone muy nerviosos.

Aquí te dejamos unos consejos para que afrontar el temido examen no te provoque escalofríos y así puedas estar más preparado para pasar la prueba.

Conoce el formato y el contenido del examen.

La mayoría de los exámenes de inglés se dividen en diferentes partes (hablar, escuchar, leer, escribir, etc.). Cada parte generalmente se divide en diferentes secciones. Averigua de antemano cuántas partes tiene tu examen  de inglés, en cuántas secciones consta cada parte, qué contiene cada una y, especialmente, cuánto tiempo tienes para completarlas.

Practicar, la clave.

No importa qué tan bueno sea tu inglés, tendrás muchas más posibilidades de que te vaya bien en el examen de inglés si lo practicas primero.  Existen modelos de examen que te ayudarán a  practicar en casa. Cronométrate, cada parte de un examen tiene un tiempo determinado, practica también este aspecto y así te acostumbrarás  a trabajar bajo la presión del tiempo.

Aprende de tus errores.

Con demasiada frecuencia, al practicar un examen de inglés, la tentación es marcar tus respuestas para ver cuantas has acertado y luego olvidarte de la prueba en cuestión a medida que avanzas ansiosamente hacia la siguiente. ¡No lo hagas! Toma nota de tus errores, especialmente si tiendes a cometer los mismos una y otra vez, y averigua por qué las respuestas incorrectas son incorrectas y, críticamente, por qué te equivocaste; eso en sí mismo es una lección valiosa y además aprenderás más vocabulario y le sacarás más rendimiento a tus ejercicios o prácticas de examen.

Comprende lo que te pide dice el examen.

Puede parecer que la gramática y el vocabulario son todo lo que se está examinando, pero ten en cuenta que las habilidades a menudo también se evalúan. En un examen escrito, piensa  en el tipo de texto que tienes que escribir y quién sería el lector, ya que esto dictará el estilo y la formalidad del lenguaje que utilices. En un examen oral, piensa en lo que te piden que hagas. Describir algo, persuadir a alguien,  ¿Contar una historia?…  Lo que tienes que hacer con el lenguaje es tan importante como el lenguaje con el que tienes que hacerlo.

Practica la técnica del examen

Al igual que con cualquier examen que implique más que una simple prueba de conocimiento, la mayoría de los exámenes de inglés (y especialmente los exámenes de Oxford y Cambridge) se basan en una variedad de habilidades y técnicas.

Por ejemplo, en una prueba de lectura, generalmente es mejor leer el texto principal primero para tener una idea general del contenido antes de leer las preguntas adjuntas.  Identificar palabras clave, buscar paráfrasis, eliminar respuestas incorrectas. En una prueba de listening, usa la primera vez para localizar la sección del texto que contiene la respuesta que buscas y la segunda vez para señalarla. En un examen escrito, asegúrese de hacer un bombardeo de ideas y hacer un plan básico primero.

Lee, escucha, habla y mira, y lee un poco más

Cuando la presión de un examen recae sobre ti, es fácil perder de vista el panorama general. Estás haciendo el examen para aprobar y demostrar tu nivel de inglés, pero aprende a disfrutarlo también. Acostúmbrate a escuchar música en inglés y escribir las letras, escucha podcasts y mira vídeo en youtube, series  y películas, intenta encontrar un compañero para practicar el speaking, practica tus habilidades lingüísticas en línea y lee todo lo que puedas y más.

La lectura es una de las mejores formas de aprender vocabulario nuevo y consolidar tu comprensión de la gramática. La mayoría de los exámenes también incluyen un elemento de escritura, y no hace falta decir que quienes escriben mejor son los que leen más.

SALT&KIDS

_____________________

SALT&TEENS

_______________________________

SALT&ADULTS

_______________________________

Curso para niñas y niños de 3 a 12 años

SALT&COMPANIES

______________________________________